Blogia
Su Alteza Serenísima

¿Héroes, villanos o antihéroes?

¿Héroes, villanos o antihéroes?

"La línea divisoria entre México y Estados Unidos se fijará junto a la boca de mis cañones."   

                                                                                     

   Hablar sobre Santa Anna hoy en día es hablar sobre un punto de la historia de México muy contradictorio. Criticado y odiado por haber sido "responsable" de la pérdida de más de la mitad del territorio nacional y por haberse "autoproclamado" su alteza serenísima a pesar de haber estado siempre en contra de los Imperios de Iturbide y de los gobiernos de los conservadores. Pero todo mundo olvida que el Pueblo fue quien le dio el poder varias veces (11 en total); muchos olvidan que la Guerra contra Estados Unidos fue una Guerra perdida desde el inicio, México hubiese perdido la Guerra con o sin Santa Anna. El poder lo corrompió, de acuerdo, pero no como muchos piensan. Desde luego yo no puedo justificar que en 1853 un hombre que proclamó una tras otra vez la República Federal se haya convertido en un Dictador, además de haber suprimido los derechos y las libertades individuales, e impuso su voluntad personal al crear impuestos hasta por tener ventanas y perros, pero esa fue su última época como el Dictador Supremo. En sus inicios Santa Anna le dio cierta estabilidad económica y social al país, Texas, sin embargo, fue su talón de aquiles al haberlo perdido en manos del yanqui Sam Houston. En 1854, el Plan de Ayutla dio por terminada una época llena de Gloria, prestigio, traiciones, sublevaciones, revoluciones... Héroes de la Independencia de México quienes sufrieron por su falta de experiencia en el quehacer diario de una naciente nación. Agustín de Iturbide, Guadalupe Victoria, Vicente Guerrero, Antonio López de Santa Anna... Aclamados héroes en la Independencia; después en sus respectivos gobiernos, acabaron uno por uno siendo traicionados por los suyos, pero éstos también vivieron en traición... Gloria y traición... Este es el México del Siglo XIX. Sin embargo, yo (y esta es mi humilde opinión), grito a lo ancho del cielo... ¡Viva Santa Anna!

   Con este brevísimo resumen de la vida de Santa Anna doy por inicio esta nueva aventura de nombre: Su Alteza Serenísima. Conforme tenga tiempo para actualizar el blog, iré poniendo más detalles sobre Antonio de Padua María Severino López de Santa Anna y Pérez de Lebrón.

        Rodrigo González Gutiérrez

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

francisco rubio romero -

"Entregando el país a las potencias extranjeras.."

Santa Anna no entrego el pais.


"Nunca ningún mexicano, olvidará jamás mi nombre". Sentenció Santa Anna en su lecho morta

De donde saca esa sentencia?

José de Jesús Vázquez Trujillo -

Antonio López de Santa Anna, es sin duda el modelo que siguen los políticos mexicanos de la actualidad, ya que al igual que a él, a nuestros gobernantes no les interesa el bienestar del pueblo, usan sus cargos público - administrativos, para su provecho personal. Entregando el país a las potencias extranjeras, ya no mercantilizando territorio, si no mediante concesiones. "Nunca ningún mexicano, olvidará jamás mi nombre". Sentenció Santa Anna en su lecho mortal, y claro que no lo vamos a olvidar nunca, porque su nefando recuerdo seguirá vivo en la memoria de todo "Buen Mexicano", reflejándose su imagen en nuestros políticos.

IVAN GARZA -

DEJAME FELICITARTE POR TU LABOR QUE HACES AL REINDIVICAR A SANTA ANNA,a mi tambien me apasiona este personaje y me da mucho gusto saber que no soy el unico y creo firmemente que la historia y el poder lo han relegado a un papel injusto y tendencioso, TE FELICITO!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres