Blogia
Su Alteza Serenísima

Revolución No Evolución... Segunda parte

   El siguiente escrito fue publicado en la revista alteña Desarrollo Cultural en marzo del 2005. En ésta relato lo que es vivir en un pueblo intolerante e ignominioso como Tepatitlán de Morelos, Jalisco; lugar donde nací y no con mucho orgullo lo digo.

                      Todos los caminos conducen a Roma

   Él no peleó contra el Imperio Romano, tampoco peleó contra los lombardos. Su nombre es Francesco Sforza y peleó contra los desechos de éstos en la ahora llamada Lombardía, en su capital, contra el ducado de Milán, que después de la muerte del suegro de Francesco, uno de los hombres más poderosos y despiadados de la Italia Renacentista, Filippo María Visconti, era natural que el apuesto hijo de un pobre campesino y que tenía cautivada a toda Italia, desde el Papa hasta Cosme de Médicis, quisiera convertirse en el duque de Milán, ante el designio de Filippo de heredarle el ducado a Alfonso V, el Magnánimo, de Aragón. Así se proclamó el nuevo duque de Milán, después de batirse en armas en contra de los seguidores de su antiguo y fallecido amo, gracias a la ayuda otorgada por el acérrimo rival de Milán,  Cosme de Médicis. Sforza fue un héroe tanto para los florentinos como para los milaneses. En una época en donde tanto Milán como Florencia, Nápoles y Venecia peleaban entre ellos por ser las ciudades más prósperas de Italia, un hombre como Sforza dio unión a Florencia y Milán en un acto sin precedentes.

   Hoy en día se necesitan héroes como Sforza para desvanecer de una buena vez la corrupción, la esclavitud y la tortura que hoy en día vivimos en Tepatitlán. ¿En dónde quedaron aquellos héroes que abolieron en Europa la esclavitud en Roma? ¿En dónde quedaron aquellos héroes como Sforza que lucharon por una causa, por el bien de sus pueblos?
 Se contempla oscuro el panorama de los héroes hoy en día...

   En octubre del año pasado me vi en la necesidad (como todo buen desempleado) de conseguir un trabajo después de mi largo periodo como chico errante por el mundo (apodo dado por una amiga) a sabiendas de que la Feria Internacional del Libro de Guadalajara estaba a escasas semanas de su inauguración y necesitaba dinero para ir y comprar los libros que quería y de disfrutar de los eventos que el país invitado, Catalunya (Cataluña) traería a Guadalajara. Cualquier trabajo me iba a ayudar por más pesado que fuera. Por desgracia cuando me refería a pesado no creí jamás que serían más de 8 horas del día, con un sueldo más bajo del mínimo establecido por la ley, que no tendría seguro social y que cada viernes me pagarían con un sobre en la mano, lleno de dinero en efectivo. Evidentemente esta empresa explotadora de empleados, evade impuestos al pagar en efectivo, evade la ley de los trabajadores al pagar por destajo una cantidad mínima que para hacerte ganar un sueldo más o menos decente, tienes que literalmente matarte ahí, además de que evade sus responsabilidades con la seguridad de los trabajadores al no darles seguro social a todos, sólo después de que cumplan cierta cantidad de tiempo en la empresa. Recordar que en la primera semana en que estuve ahí despidieron a un chico nuevo porque éste enfermó y para no meterse en problemas legales lo despidieron al no contar él con su seguro social. Es una pena que esto no suceda sólo en la TNT, empresa a la que me refiero y en la que Santiago Llamas es el dueño y señor feudal. La guerra hoy en día no se trata del absolutismo imperial de los romanos hace cientos de años, sino que se trata de la guerra del absolutismo de los señores feudales contra el proletariado asalariado, la eterna batalla entre los burgueses contra el proletariado. ¿Dónde quedan en Tepatitlán el IMMS, la SHCP, la CNDH, la CEDH y organizaciones para la protección al trabajador? Un dato curioso es que una oficina de la CEDH que estaba ubicada en la calle Guadalupe Victoria, una cuadra antes de chocar con la ahora llamada Avenida Gómez Morín, a escasa media cuadra de la casa del señor presidente municipal quedó sin funcionamiento y ahora ahí es un lugar que nos faltaba en Tepatitlán, un lugar en donde pintan uñas… ¿Quién nos protege de los tiranos jefes? Deberían darse una vuelta por la empresa cuyo lema es Exploding your style (Explotando tu estilo) cuando debería ser Exloding your work (Explotando tu trabajo); aunque me lamenta saber que no sólo esta empresa explota a los trabajadores sino que hay decenas en todo el municipio que se dedican a hacer lo mismo. ¿Qué hacen nuestras autoridades a falta de la presencia de las organizaciones antes mencionadas? Nada. ¿Entonces en qué ocupan su tiempo? Pues ni más ni menos en algo en lo que ellos se sienten muy orgullosos: Torturar animales.

   ¡Bendita sea esta nueva Tepatitlán que tanto se parece a la antigua Roma, con la esclavitud en cada empresa, con la tortura en cada esquina! Al Coliseo iré ahora, a contemplar cómo el Imperio se alza en contra de aquellos pobres y desdichados animales, a contemplar la masacre perpetuada entre los propios hombres. ¡Venid a contemplad el espectáculo que el Emperador os trae, fieras y hombres peleando por un trozo de dignidad!

   En esta administración y hasta donde yo sé (sólo ellos saben cuántos más son en realidad) han matado en menos de un año a más de 500 perros callejeros, pero ni siquiera es cualquier muerte indolora en donde al pobre animal se le administra una inyección letal; no, es una muerte más acorde con la brutalidad de un Imperio absoluto, se les da la muerte con sufrimiento, se les da la muerte electrocutándolos en el Rastro municipal. No se preocupan por hacer campañas de esterilización y control de infecciones caninas ni de crear albergues para los animales callejeros; no, ellos sólo se preocupan por matar a cientos de inocentes animales de una manera brutal jactándose de que Tepa es una ciudad muy neta (ironía es la utilización de esta palabra que en catalán significa limpia).


   Apenas hace unos pocos días hubo en mi colonia un acto de brutalidad perpetuada a una pequeña amiga mía. Ella vivía cómodamente en el pequeño jardín de mi casa y siempre yo, al igual que un par de amables vecinos de la colonia, le dábamos de comer y beber y los cariños que necesitaba, viviendo en la apacible colonia rodeada de algunos árboles que aún sobreviven en este tercermundista pueblo. Esta perrita era muy cariñosa y no le hacía daño a nadie, sólo le ladraba  a la gente que desconocía pero luego les tomaba cariño. Pues bien, a esta perrita la llegaron a atrapar injustamente varios elementos de Seguridad Pública y la hicieron llorar a causa de los golpes que le cometían injustamente, cuando salí de casa espantado por sus chillidos, ya se la habían llevado… Quería llorar, pero me aguanté las lágrimas, no por sentirme un hombrecito que estúpidamente el machismo nos dice que no estamos hechos para eso, sino que me sentí impotente ante la situación… Me sentí desolado. Pensé en cuando renuncié a la TNT por el bajo sueldo y las nulas prestaciones de ley que tenía, pensé en Tepatitlán y en la situación en la que vivimos, pensé en mi maestra de francés que se regresó a Francia porque las condiciones sociales de Tepa son deplorables, pensé en todos los pobres animales que son sacrificados al año no sólo en nuestra ciudad sino en todo el mundo, pensé en la injusticia que los hombres vivimos en ciudades como Tepatitlán, pensé en los empleados de la TNT que siempre me decían que no podían quejarse ante el patrón ya que tenían miedo de represalias, pensé en Francisco Sforza, si él pudiera haber hecho algo si viviera en la Tepatitlán actual, pensé en el futuro, en que Tepatitlán no me lo podrá dar a menos de que realmente cambie, pero el absolutismo no nos dejará crecer, no nos dejará cambiar para bien… Tepa no es la antigua Roma… pero todos los caminos nos conducen a ella…


                              Rodrigo González Gutiérrez

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Su Alteza Serenísima -

Por supuesto que renegaría. Si algo no soy es un mediocre o un conformista; no me gusta quedarme callado. Seguiré quejándome y renegando por lo que atente en contra de la natura y la razón.

Francisco -

Que desgracia mi estimado, un tipo como tú prodría nacer en cualquier rincon del planeta e igual renegaría
Saludos de un paisano
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres